MERCEDES ALCANZA LA GLORIA EN IMOLA

La Fórmula 1 volvía a Imola después de 14 años de una forma un poco diferente: por primera vez no hubo sesiones de entrenamientos los viernes y los pilotos contarían con solo una hora y media el sábado para practicar.


Imagen: DAIMLER MEDIA

En la única sesión de entrenamientos vimos a todos los equipos con muchas pruebas: distintos neumáticos, cargas de gasolina, configuraciones aerodinámicas, etc. En la clasificación saltó la sorpresa, porque no fue Hamilton sino Bottas quien consiguió la pole, Gasly logró el cuarto puesto (su mejor clasificación en Fórmula 1) y George Russell logró pasar a la Q3.

Llegaba el domingo y la salida parecía que iba a ser la parte más importante del Gran Premio, por la dificultad para adelantar que hay en el circuito de Imola. Tras el apagón de los semáforos, Hamilton perdió posición con Verstappen y casi con Gasly, logró salvar la tercera posición, aunque su defensa contra Gasly hizo que el piloto galo perdiera posición con Ricciardo. Por la parte de atrás, Giovinazzi, el único que salía con blandos, adelantó a cinco pilotos.

En cuanto pasaron las dos primeras vueltas, el grupo se estabilizó y solo cambiarían las posiciones por abandonos, paradas en boxes y algún, aunque muy poco común, adelantamiento. El primer abandono fue de Pierre Gasly, en la vuelta 9 por un fallo en el motor. Sainz consiguió uno de los pocos adelantamientos de la primera parte de la carrera, sobre su compañero Lando Norris.

La estrategia de carrera estaba clara: conseguir un buen pit-stop y lograr un undercut sobre tus rivales, que fue el caso de Sergio Pérez. El mexicano logró adelantar a seis coches y ponerse cuarto de forma virtual. En la vuelta 28 Esteban Ocon sufrió un problema en la caja de cambios y su abandono provocó un virtual safety car, que aprovechó Hamilton para hacer una parada en boxes más rápida de lo habitual y así adelantar a su compañero de equipo llevándose el liderato.

En la parte final de la carrera, Verstappen sufrió un problema en la suspensión trasera izquierda, lo que le obligó a abandonar y supuso la salida del Safety Car. Esta situación hizo que ambos Mercedes, Pérez, Sainz, Kvyat y Norris, pararan en boxes para poner los neumáticos blandos. Durante el Safety Car George Russell, que estaba en posiciones de puntos, perdió el control del coche. En la relanzada tuvimos a los pilotos con el compuesto blando adelantando, sobre todo Kvyat que adelantó a Albon y Leclerc, pero no pudo con Ricciardo en la pelea por la tercera posición.

Al final la victoria se la llevó Hamilton, la segunda posición fue para Bottas y el tercero en el podio fue Ricciardo. Con este resultado Mercedes consigue la victoria en el mundial de constructores, superando así a Ferrari y logrando ser el equipo con más mundiales consecutivos de la historia. Renault se coloca tercero en la clasificación general.

Próxima parada, Turquía. Vuelve así el circuito de Istambul Park al calendario, en dos semanas. El viernes tocará madrugar, la primera sesión es a las 9:00, y la segunda a las 13:00, el sábado la actividad en pista comenzará a las 10:00 con la primera sesión de entrenamientos libres y la carrera será a las 11:10 de la mañana hora española.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: