Gerard de Rooy: «Las infraestructuras de recarga son clave y requiere inversión»

El Rally Dakar se encamina hacia la era sostenible.


Imagen: PETRONAS TEAM DE ROOY IVECO

Habiendo viajado por tres continentes desde la carrera inaugural en 1978, el Rally Dakar tuvo lugar por tercer año consecutivo en Arabia Saudí. Además de las conocidas etapas agotadoras tanto para los equipos como para el equipamiento, el rally también destaca por los magníficos paisajes, la solidaridad y las extraordinarias habilidades de los pilotos, copilotos y mecánicos. Desde su inicio, el Dakar reúne a los mejores pilotos y copilotos de rally raid, brindando una experiencia de ensueño hecha realidad para aventureros de todo tipo listos para conquistar el desierto y lo inesperado. Este año han hecho su aparición los primeros vehículos totalmente eléctricos. En línea con su amplia ambición de transición energética, el organizador ASO presenta una categoría T1-U (T1 Ultimate) para prototipos que funcionan con combustibles con bajas emisiones de carbono.

Hablamos con Gerard de Rooy, propietario del legendario equipo PETRONAS Team De Rooy IVECO y una de las fuerzas impulsoras consolidadas cuando se trata de ser pionero en nuevas tecnologías y pruebas en el terreno del Dakar.

Pregunta: ¿Cómo será el futuro del Dakar?

Gerard de Rooy: – Al igual que la transición sostenible general en la industria del automóvil y del transporte, vemos que los deportes de motor son un laboratorio de innovación para soluciones alternativas. Cuando una tecnología puede hacer frente a las condiciones extremas como las del Dakar, las operaciones diarias de las flotas pueden beneficiarse de estos atributos de alto rendimiento.

En los próximos 10 años espero que se produzca un gran salto hacia los vehículos bajos en emisiones de carbono y la transición energética. Con las inversiones realizadas por los equipos y sus socios de desarrollo, la organización del Dakar y las organizaciones locales de apoyo, las cosas se acelerarán. Espero que sea una transición gradual de los camiones híbridos a los primeros totalmente eléctricos e hidrógeno e incluso más allá en la próxima fase. Las tecnologías seguirán evolucionando rápidamente y el estándar que vemos hoy no será la referencia para los vehículos de bajas emisiones del futuro.

P.: ¿Cómo se está preparando su equipo para esta transición a vehículos de bajas emisiones?

G. de R.: – Dentro de nuestro equipo, comenzamos el desarrollo de un camión completamente eléctrico en 2022, sin embargo, con los problemas actuales de suministro en la industria del automóvil, la introducción se pospone a 2023. Comenzaremos a probar este EV este verano para afinar aún más las tecnologías y determinar la puesta a punto final del motor y del vehículo con nuestros socios de desarrollo.

Creo firmemente en los trenes de transmisión alternativos y las carreras de bajas emisiones. Dentro del equipo De Rooy, siempre estamos expectantes por descubrir nuevas pistas y empujar los límites hacia un rendimiento extraordinario y ser más ecológicos.

Sin embargo, para mí no se detiene con la introducción de nuevas tecnologías innovadoras alternativas en los camiones, necesitamos ver el panorama completo y esto incluye avances como vehículos de asistencia de bajas emisiones, suministro de energía alternativa en el vivac (por ejemplo, paneles solares, generadores de energía alternativa…).

P.: ¿Qué ve como posibles obstáculos al cambio ecológico?

G. de R.: – Ya vemos híbridos e incluso eléctricos completos. La tecnología está ahí, antes de que sea completamente accesible para todos los equipos en el Dakar, pasarán otros 5, tal vez hasta 7 años.

Cuando se trata de electricidad, los mayores desafíos son la autonomía y la refrigeración de los diferentes componentes provocados por la carga/descarga de energía. Especialmente en rally raids duros como el Dakar, ambos son de vital importancia.

Todavía hay trabajo por hacer. Hoy en día se incorporan nuevas tecnologías de transmisión en los camiones tradicionales y se añaden extensores de autonomía para poder recorrer 400 kilómetros al día. Es posible que el hidrógeno no sea completamente factible para carreras completas, sin embargo, puede ser una opción para los camiones de servicio. En el futuro, los equipos deben encontrar un buen equilibrio entre la innovación, el rendimiento, la resistencia y la baja huella de carbono.

P.: ¿Veremos una forma diferente de competir?

G. de R.: – Ir a fondo con un vehículo eléctrico es un hecho, sin embargo, el consumo de energía debe administrarse muy bien. La autonomía estándar de un vehículo eléctrico es de 100 a 200 km en condiciones de uso en carretera. No se puede recargar en medio del desierto, por lo que debemos equilibrar el rendimiento y distribuir el uso de energía. Tener todo el potencial del motor en cuestión de segundos también requiere habilidades de conducción adaptadas, especialmente en condiciones difíciles de pistas rocosas y paisajes de dunas tan altas como rascacielos.

También debemos comenzar a pensar de manera diferente en el lado del desarrollo, por ejemplo: ¿Cómo podemos llegar a 500 o incluso 800 km con una carga de batería? ¿Qué papel pueden jugar los diferentes componentes y la inteligencia de datos? ¿O debemos buscar una configuración de competición alternativa con paradas de carga rápida durante la carrera? La infraestructura de apoyo, ya sea carga rápida o hidrógeno u otros centros de energía alternativa, es clave aquí y requiere inversiones más allá de los equipos y la organización ASO del Dakar.

P.: ¿Hay alguna tecnología que cambie el juego?

G. de R.: – Todavía no está claro cuál será el estándar para liderar el futuro… ¿GNL, motor totalmente eléctrico, tecnología de ejes eléctricos, hidrógeno …? Las nuevas tecnologías aún están en desarrollo y surgirán más en los próximos años. Lo que podría ser el estándar dentro de 10 años, podría no existir todavía hoy.

Es un viaje que requiere inversiones de todas las partes y veo una gran voluntad de hacerlo.

Como Team De Rooy, estamos listos para recorrer la milla verde adicional, atreviéndonos a probar cosas nuevas, sin embargo, todavía implica muchas pruebas para llegar a los niveles de rendimiento y kilometraje que queremos.

P.: Ser verde, llegar más lejos, ir más rápido… ¿misión imposible?

G. de R.: – El Dakar se trata de descubrir caminos inexplorados, aceptar nuevos desafíos… establecer nuevos estándares es parte del espíritu ganador, también avanzando hacia un futuro más verde.

Creo firmemente que, junto con los socios de apoyo adecuados sobre el terreno y detrás de los equipos, llegaremos allí. Las nuevas innovaciones están en camino y Dakar es el laboratorio de innovación definitivo.

Si funciona en el Dakar, hay altas probabilidades de que funcione en todas partes.

Acerca de Marco Presa (334 Artículos)
Editor de la revista. Amante del motor y apasionado de la vida. Me gusta viajar y la vida familiar. Mi lema: "si existen los pedales, son para pisarlos fuerte".

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: